sábado, 23 de julio de 2011

Amy Winehouse: See you later, darlin'!




La descubrí hará unos cincos años, allá por el 2006. Creo que fue con su hit Rehab. Inmediatamente pensé: Es la gran esperanza del Soul. Todas las canciones me remitían a una continuación de aquel sonido Motown de los años 60. Inspirada en Aretha, en las Supremes, en Donna, su voz, llegando a unos graves importantes, tenía a veces ese desgarro que también lo tenía Janis Joplin. Impresionante voz.
Y una actitud rocker, basicamente. Sus brazos repletos de tatuajes. Entrada y salida permenente de centros de rehabilitación. Uno no podía creer cómo cabía tanto rock en ese cuerpito.
Ayer estaba escuchando discos de mujeres, y cuando agarré el de Amy, dije: Pronto va a sacar su nuevo disco, lo voy a esperar.
Y lo volví a guardar.
Pero hoy me entero de la noticia de la muerte de Amy. Es una gran pena para los que somos amantes de la música.
Por eso este homenaje, con estas hermosas canciones. Disfrutando de ese cuerpito con alma de rocker.
Levanto mi copa y te digo: Salud, Amy, te vamos a extrañar.

2 comentarios:

Vicky dijo...

Guau!...acabo de escucharla por primera vez, créase o no...espectacular! Por qué creía yo que debía ser otra voz estereotipada??...cómo se pierde uno algunas cosas buenas por puro prejuicio...

Daniel dijo...

Vos sabés que me pasa lo mismo que a Vicky. Casi que lo que pueda comentar es un calco que lo que escribió.